Balance electoral

El pasado 13 de marzo se cumplió la obligada cita con las urnas. Nuevamente el abstencionismo superó a la votación. Los escrutinios aún no han concluido y conforme a los datos de la Registraduría se depositaron en las urnas 16.278.961 votos válidos, 730.831 votos nulos y 1.056.670 votos en blanco. Votos nulos para el senado 819.911 y para la Cámara de Representantes 955.338. Los votos en blanco alcanzaron el 6.38 % del total. Cerca de dos millones de votos no eficaces increíble. En esta entrega haremos un balance de lo ocurrido en la elección y en la siguiente entrega nos ocuparemos individualmente de los aspirantes a ocupar el sillón presidencial.

En Colombia de acuerdo con el censo electoral vigente para las elecciones de 2022 la población habilitada para votar es de 38.819.901 ciudadanos colombianos. Motivo por el cual en esta oportunidad el número de mesas informadas se estableció en 112.900, lo que conllevó igualmente a la entrega previa de similar número de kits electorales, en Colombia y en el exterior, donde también se ejerce el derecho al voto por los Colombianos. En ese total de mesas de votación, según cifras de la Registraduría, solo participaron el 45.87% de los electores, porcentaje que expresa que ha sido una de las votaciones más bajas en jornadas electorales recientes.

En un proceso costoso e innecesario, que terminó afectando a los aspirantes al Senado y a la Cámara de Representantes, se adelantaron tres consultas: la del Pacto Histórico, el cual no tiene partido ni de minoría, obtuvo 5.818.375 votos; la de Equipo por Colombia 4.145.691 y la de la Coalición Centro Esperanza 2.287.603. Tres ganadores, en su orden, Gustavo Petro, Federico Gutiérrez y Sergio Fajardo.

Cada una de ellas tendrá su balance, pero, se adelanta que las expectativas del  Pacto Histórico se vieron frustradas, de los votos esperados tan solo obtuvo 5.573.894 en la consulta, por lo que su líder está tratando de conseguir, como fuere, lograr un mayor número de sufragios en búsqueda de alzarse con la victoria en primera vuelta el próximo 29 de mayo.  Sergio Fajardo, quien hace 4 años estuvo cerca de alcanzar la presidencia, redujo significativa sus seguidores a 700 000 votos y, quien lo creyera, Francia Márquez lo superó obtuvo 783.160 Y el ganador de la coalición Equipo Colombia, Federico Gutiérrez, quien se alzó con el triunfo frente a fuertes candidatos.

No obstante los continuos ataques al Centro Democrático y a su fundador, quien no participó en la contienda electoral, este partido obtuvo un decoroso resultado, de donde para obtener la presidencia, ante la hidalga renuncia de su candidato Oscar Iván Zuluaga, le corresponderá a Federico Gutiérrez hacerse a sus votantes.

Como acontece con toda elección, después de concluida, comienza el proceso de escrutinio final. En la medida en que avanzaba se encendían las alarmas. Contrario al comportamiento de anteriores elecciones que registraron variaciones de hasta 0.5% a lo sumo, en esta ocasión se ha llegado cerca del 8%. Esta situación llevó, primeramente, al expresidente Álvaro Uribe a pedir que se recontaran los votos y, posteriormente, al señor Presidente de la República Iván Duque a ordenar reunir a la Comisión de Garantías electorales y al Registrador para manifestar que ante esas inconsistencias solicitaría el reconteo, especialmente el de la votación para el Senado.

Gravísimo sería que la elección presentase comprobado fraude. Pero, en la sesión de la Comisión de Garantías electorales, contrario a lo expuesto en las redes, ni los partidos ni los movimientos utilizaron esa palabra, a pesar de conocer las sustanciales diferencias. Quedó totalmente claro que la conformación de los jurados electorales, con los cambios introducidos, resultó ser un remedio peor que la enfermedad. Hay que agregar que esos jurados fueron deficientemente capacitados y en la nueva conformación de jurados para la elección presidencial estas fallas no pueden repetirse.

Al corroborar el señor Registrador que la mayoría de partidos y movimientos representados en la reunión de la Comisión de Garantías se manifestaban en desacuerdo con el reconteo, anunció que ya no lo pediría al CNE. Esto provocó un grave manto de duda sobre el proceso electoral y un evidente riesgo para la democracia.

Por tal motivo para despejar esa nube oscura que afecta la elección se requiere hacer un completo análisis de auditoría a la elección del 13 de marzo, el que si arroja y demuestra que hubo fraude en el resultado impone la renuncia inmediata del Registrador y la adopción de medidas extraordinarias para garantizar que el debate presidencial que se aproxima sea por completo trasparente.

Hoy hay más expertos en derecho electoral que antes de las elecciones. De lo informado por las redes queda claro que el Pacto Histórico sí conformó un equipo de 52.000 testigos electorales y 29.000 auxiliares. Esto habla de una erogación importante que, esperamos, se refleje en las cuentas que extiendan al CNE. También, por la rapidez con la que actuaron en los escrutinios, es claro que se conectaron a la Registraduría Nacional del Estado Civil y recibieron el paquete integral de los E- 14 o actas de elección de las mesas de votación.

Igualmente, queda visto que los restantes partidos y movimientos fueron descuidados al momento de vigilar sus votos. Amplios apoyos económicos reciben con ocasión de las elecciones, pero, a la hora de invertir recursos propios para cuidar su votación, no lo hacen. Si no son diligentes se perjudicará la democracia en las presidenciales. En consecuencia, los otros perdedores de la jornada son estos partidos y movimientos y por supuesto que esto se refleja en la composición del Senado y la Cámara. ¿Será que dejan perder el veredicto de las urna?.

El Consejo Nacional Electoral debe esperar lo máximo que la ley permita para hacer la entrega de credenciales que acrediten a los nuevos congresistas, y cuando menos despejar cualquier duda ante la posible existencia de fraude.

Bogotá, D.C marzo 26 de 2022

BERNARDO HENAO JARAMILLO

Columnista de Opinión

¿Tienen los políticos derecho a mentir?

Mahatma Gandhi manifestó “Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar
por la mentira”, reflexión que se impone como un paradigma para quienes aspiran
a ser los gobernantes de nuestro país, porque la democracia no puede funcionar si
en el ágora pública se pretende y se busca engañar al ciudadano en las
cuestiones fundamentales. De ahí la solicitud tan sentida de la comunidad por una
urgente recuperación de los valores en el contenido y la calidad del debate
político. Pero, observamos que a contrapelo de lo que debe ser, quien se anuncia
como el adalid de la lucha contra la corrupción, del sentido de servicio para el
pueblo y de la “democratización”, entre otras, no respalda su dicho con su actuar,
sino que a través de argucias, quizás, adquiridas en época pretérita, persigue
conseguir la voluntad popular para llegar a la presidencia, con olvido de que la
verdad siempre aparece.
Así, encontramos que Gustavo Petro para obtener una cuantiosa suma
proveniente de los dineros del pueblo colombiano se presentó a una consulta que
era completamente innecesaria, pues, de antemano se conocía que era el único y
seguro ganador, esa victoria era publicitada de tiempo atrás por los medios de
comunicación, las encuestas y la comunidad. Entonces, ¿puede creérsele que va
a pugnar por las clases menos favorecidas, cuando se “embolsilla” el patrimonio
estatal por sí y para sí, privando a aquellas de los beneficios que esa no
despreciable cantidad les podría proporcionar? Esa es la retribución de riqueza
que ofrece.
Ahora, analizando las propuestas que formula como el salvavidas de la sociedad,
lógica y realmente se encuentra que ningún provecho traerán para los
gobernados, más bien serán fuente de problemas. Por ejemplo, sin detenerse en
los ingresos que percibe el Estado por cuenta de la exploración, explotación y
exportación del petróleo y de los hidrocarburos, en general, anuncia que acabará
con tales, sin mencionar siquiera cómo o por qué serán sustituidas esas rentas
para “fondear” el presupuesto nacional. El tren elevado para conectar el puerto de
Buenaventura con el de Barranquilla, no pasa de ser una quimera, la Cámara
Colombiana de Infraestructura ha puesto en evidencia lo errático de ese
planteamiento. Otro tanto sucede con la reforma del Banco de la República, frente
a la cual el presidente de Anif expresó se trata de “una propuesta engañosa,
peligrosa y que surge de una clara ignorancia sobre el tema”. Y una más de esas
perlas, entre las muchas que ofrece, es la referente a las pensiones, la que
conlleva la “expropiación” de los dineros ahorrados por los trabajadores, no
obstante insistir en que no “expropiará”, a más que puede constituir un delito de
pánico económico. Cabe recordar que propuesta en ese sentido arruinó a la
Argentina y provocó el famoso “corralito”. Acierta Asofondos, a través de su
autorizado vocero Santiago Montenegro, al rechazar categóricamente los
mentirosos planteamientos.
Es tan evidente como falsea la información que hasta llama públicos a los ahorros
privados. Su monstruosa afirmación sobre comisiones del 30% provoca caos y

malestar, cuando es claro que se trata solo de 3%, como lo dispone el artículo 7
de la ley 793 de 2003. Su atrevimiento llegó al colmo de difamar a los fondos de
pensiones cuando aseveró sin rubor alguno: «Un 22 % de lo que ese cotizante
ganó como último salario es lo que recibe en un fondo de pensiones privado», lo
que es contrario a la realidad. En los fondos privados 8 de 10 pensionados
reciben, en promedio, 8 % del último salario y los de pensión mínima reciben el
100%.
Como vemos la campaña de Petro se basa en falacias, las que no son pequeñas,
y contrario a las bondades que predica pueden llevar al país a la hecatombe.
Ni en el imaginario de Gabriel García Márquez en Macondo sería de recibo decir
que los fondos han saqueado al Estado. Ignorancia crasa e invencible? O quizás
mala fe?
Extraña que Asofondos no inicie acciones ante la muy grave afectación causada
por el sujeto de marras. En los videos de sus intervenciones hay claras pruebas de
que no solo ha confundido a la opinión pública, sino que también ha perjudicado a
los ahorradores, es decir, a quienes no forman parte de la “primera línea”, sino que
contribuyen con el progreso de Colombia.
Y en esa “línea” de contrariar la verdad, a sabiendas que se conocen los
responsables, tiene el atrevimiento y el cinismo de acusar a los camioneros de
haber bloqueado las vías durante los paros del año pasado. Esto es
completamente falso y por ello ha sido desmentido por Colfecar. La opinión de
analistas y comentaristas deja en claro que la izquierda radical juega al manejo de
las narrativas.
Petro, en cambio, si ha cumplido con su promesa de “movilizaciones
permanentes” para hacer oposición y todos los colombianos de bien hemos sido
víctimas de las mismas, es un mal perdedor, condición que desde ahora lo lleva a
pregonar que habrá fraude en las elecciones, declaración por completo
irresponsable e incendiaria. Sin duda será responsable de las desgracias que
puedan ocurrir pues, como manifestó en el foro de Semana y El Tiempo: «Si hay
evidencias de fraude detectadas por la ciudadanía no aceptaría el resultado.»
En materia electoral existe la figura de los testigos, los cuales ponen en
conocimiento de los jurados y de las autoridades cualquier irregularidad que se
presente. Lo propio ocurre en los procesos de escrutinio posteriores a la votación.
Petro extendió varias quejas en su cuenta de twitter, entre otras las siguientes:
https://twitter.com/petrogustavo/status/1503794311544066064?s=24
https://twitter.com/petrogustavo/status/1503793322116141063?s=24
https://twitter.com/petrogustavo/status/1503706193813983234?s=24

Sea como fuere ¿debe ser la mentira una cuestión tolerada y, quizás, en mayor o
menor cantidad aceptable en el debate político? ¿O es una forma de agresión y
arbitrariedad que, por políticos como Petro, se utiliza contra los ciudadanos?
Pildorita Uno: La historia reconocerá y admirará el gran discurso que dirigió al
Congreso de los Estados Unidos el Presidente de Ucrania, Volodimir
Oleksándrovich Zelenski, el pasado miércoles 16 de marzo de 2022. Fue tan
contundente y sentido, que al final, de pie, aplaudieron republicanos y demócratas.
Confiemos que no le olviden y le apoye la súper potencia del norte.
Pildorita dos. Felicitaciones al Dr. Oscar Iván Zuluaga por ese gesto de renunciar
a su aspiración y apoyar la campaña de Federico Gutiérrez. Le enaltece y muestra
la real casta de los caldenses.


Bogotá, D.C., marzo 19 de 2022
BERNARDO HENAO JARAMILLO
Columnista de Opinión

Comunicado

Bogotá D.C. 11 de marzo de 2022.

Señores Magistrados:
Consejo Nacional Electoral
atencionalciudadano@cne.gov.co
calle 26 No. 51-50
L.C.

Respetados Magistrados

Los centros de pensamiento agrupados en Foro Colombia queremos expresarles nuestra preocupación por la grave situación presentada con la Misión de Observación de la Internacional Progresista (IP).

Los miembros de esta misión se han pronunciado en contra del gobierno de Colombia y a favor de los violentos paros y bloqueos que tanta destrucción causaron el pasado año en el país.

Esto constituye clara intromisión en los asuntos internos colombianos.

Es por esta razón que les solicitamos retirar la acreditación a dicha misión.

Cabe anotar que Gustavo Petro es miembro de la IP lo cual creemos amerita una investigación. Porque al ser un candidato miembro de esa organización, la misión no es neutral y debe ser inhabilitada como observadora internacional.

Atentamente:

CARLOS SIERRA GALINDO
Presidente
Federación Verdad Colombia.

Por la Colombia que queremos, todos a votar

Acudir a las urnas a ejercer el sufragio es un derecho y un deber de todo ciudadano. Es la manera legítima de asegurar que cuentan con voz en las decisiones que se van a adoptar para la sociedad y de apoyar políticas que satisfagan las necesidades de la comunidad. Es la forma de defender y participar en la democracia. En nuestro país faltan pocas horas para que, a las 8 am de mañana domingo, se abra la votación para elegir senadores y representantes para el período 2022- 2026. Se votarán también las consultas de Centro Esperanza, Equipo por Colombia y Pacto Histórico. Será una votación crucial y definitiva para mantener nuestra democracia. En la evaluación que se haga en el futuro se dirá que las consultas para definir a los candidatos presidenciales opacaron las elecciones al Congreso de la República. No importará que se pretendiera ahorrar en los costos electorales.

Estas elecciones que hoy nos convocan se perfilan claramente como una lucha por la imposición de un modelo de gobierno, el de ideología radical o el de conservación institucional. La mala idea de estar siempre ubicando a los participantes a la izquierda, al centro o a la derecha confunde, no se dude, al elector. Los exponentes de cada uno de estos sectores se presentan más bien, sin distingos entre ellos, como aspirantes que tienen todas las fórmulas de cambio y salvación. En las propuestas de cada uno de ellos es que el votante se debe detener para evaluar su responsabilidad, seriedad y contenido, porque de ese análisis y la correspondiente decisión dependerá en gran medida el bienestar de todos.

La trascendencia e importancia del voto en Colombia nos remiten a su historia. En la Constitución de 1810 se consagró el derecho al voto, pero excluyente, aunque desde la época de la independencia los patriotas lucharon por el derecho a elegir. En 1853, luego de muchos enfrentamientos entre quienes defendían que fuera para todos y quienes lo limitaban a determinado grupo de personas, la Constitución  reconoció ese derecho a los hombres mayores de edad casados. Las Constituciones posteriores, 1863, 1886 y 1910 le quitaron ese derecho a los analfabetas. En 1936 se volvió a reconocer el voto a todos los hombres adultos y, finalmente, en 1954, se otorgaron los derechos electorales a las mujeres, que los estrenaron en la votación del Plebiscito del año 1957. Para las elecciones de 1990 se imprimió el primer tarjetón electoral. Tenemos, entonces, que el voto no ha estado exento de controversias, pero es un derecho obtenido para que exista un Estado democrático y participativo.

Hoy, una gran cantidad de colombianos, como dan cuenta las redes y portales, se caracterizan por sus permanentes críticas. Pero a la hora de expresarse a través del voto se abstienen renunciando a su derecho y a contribuir en la construcción del país que anhelan.

Los medios de comunicación podrían haber sido el mecanismo útil para llevar a la población un panorama amplio de los programas de los diferentes candidatos, motivando a los ciudadanos a votar, pero los debates que promovieron, quizás, por la escasez de tiempo y el gran número de participantes, evitaron que se cumpliera con ese cometido.

Para complicar más el panorama están las encuestas, que en muchos casos desestimulan el sufragio, pues más parece que están en una competencia sin sentido y a veces, con resultados francamente risibles o con márgenes de error del 9 % que dejan mucho que pensar de la firma encuestadora que advierte esto en su ficha técnica.

Colombia, en la actualidad, viene padeciendo de varias situaciones extremas de inmensa gravedad. De una parte, la migración venezolana que no tiene similar en el mundo. Por nuestro territorio han pasado más de 7 millones de venezolanos de los cuales un número significativo se ha quedado en nuestro país. Acnur no hizo nada por ellos y Colombia no ha contado con apoyo internacional para hacer frente a esta crisis humanitaria de dimensiones casi apocalípticas.

De otra parte, se encuentra la pandemia que aún no termina. Desde su aparición en enero de 2020 hasta la fecha ha provocado muerte y enfermedad en cantidades insospechables, a más de sus efectos en la inflación y el desempleo, causa de pobreza.

El narcotráfico y la corrupción son desastrosos y minan los cimientos de nuestra incipiente sociedad. Los fallos de las Altas Cortes nos han dejado anonadados al no permitir la aspersión.

Entonces, tenemos un compromiso serio y decisivo con el futuro del país y al nuevo Congreso le corresponde presentar iniciativas para solucionar esa problemática y brindar bienestar a la sociedad. Nada se gana con la elección de un presidente si éste no cuenta con un congreso compuesto por los mejores, por lo que debemos concurrir masivamente a las urnas para que quienes lleguen a componer el Congreso sean los más idóneos, elegidos por verdadera soberanía popular.

Los ciudadanos tenemos en el voto la mayor de nuestras fortalezas para construir el país que nos merecemos. No hacer uso de él es permitir y facilitar el triunfo de las maquinarias electorales. Hay que sufragar por el bien de la Patria, incluyendo votar por la consulta de aspirantes presidenciales.

Para facilitarles a los lectores por quién votar anexo la cartilla de los aspirantes al Senado que se eligen a nivel nacional. Tener en cuenta que en el tarjetón no aparecen los nombres solamente los números asignados a cada uno de ellos y el logotipo del partido u organización al que pertenecen.

El tarjetón para la Cámara de Representantes es distinto al del Senado y se vota territorialmente en cada departamento y en el Distrito Capital. Se anexan los candidatos inscritos y habilitados para ser votados en Bogotá.

Igualmente, para que pueda entender el funcionamiento y forma de votar la consulta se les participa el instructivo pedagógico.  

Tómese su tiempo y estudie con cuidado por quien finalmente decide votar. Anótelo y al momento de estar en el cubículo para hacerlo, márquelo como lo decidió previa y libremente.

Pildorita: Mi total admiración y respeto por la valentía y firmeza del presidente ucraniano, Volodimir Oleksándrovich Zelenski, al enfrentar a Putin a la manera de David frente a Goliath. Se trata aquí de defender a un país autonómo, Ucrania, atacado e invadido por el que bien puede ser llamado el Anticristo del siglo XXI.

Bogotá, D.C. marzo 12 de 2022

Bernardo Henao Jaramillo

Columnista de Opinión

Anexos:

https://drive.google.com/file/d/1RXLhyFli2dlCcNt7-7HL3X1MVTs9HrTB/view?usp=sharing
https://drive.google.com/file/d/1eY-3FIW1yUOaUNM2wge-DHdI206QhUvb/view?usp=sharing
https://drive.google.com/file/d/1pc2fg1bcwtiS8Bqe9dQzqx-rwauFDodP/view?usp=sharing

https://drive.google.com/file/d/1RXLhyFli2dlCcNt7-7HL3X1MVTs9HrTB/view?usp=sharing
https://drive.google.com/file/d/1eY-3FIW1yUOaUNM2wge-DHdI206QhUvb/view?usp=sharing
https://drive.google.com/file/d/1pc2fg1bcwtiS8Bqe9dQzqx-rwauFDodP/view?usp=sharing